Bicoca: la batalla más fácil de la historia

Más fácil imposible.

27 de abril de 1522

Lo que ha sucedido en Bicoca es una derrota de proporciones históricas para el reino de Francia. Lo que en principio iba a ser una batalla en favor del bando francés, que contaba con 28.000 soldados, frente al bando contrario, el ejército liderado por el imperio español, con 18.000 militares, ha acabado en una de las victorias más fáciles de la historia.

El campo de batalla escogido para el enfrentamiento ha sido Bicoca, en la península itálica, donde los dos ejércitos se encontraban cara a cara después de varias ofensas entre los dos países, que irremediablemente debían de solucionar con las armas, o eso es lo que querían.

El control de la zona es el motivo de las disputas entre estas dos potencias, dirigidas desde el poder por los monarcas, Francisco I de Francia, y el emperador Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico.

El ejército francés, liderado por el Vizconde de Lautrec, estaba compuesto por 28.000 hombres, entre ellos, franceses, venecianos y suizos, estos últimos, con la fama de ser una de las mejores infanterías del mundo.

Por la parte imperial, el grueso del ejército estaba formado por españoles, alemanes y soldados de diferentes lugares de la península itálica, y todos ellos, comandados por Prospero Colonna, con un total de 18.000 efectivos.

Con esta superioridad numérica todo llevaba a pensar en una clara victoria francesa, pero los números no ganan batallas. Una mejor estrategia, y un mejor armamento, decantaron la balanza a favor del imperio español.

Prospero Colonna situó a sus hombres en lo alto de una colina rodeada de terrenos en mal estado, y allí esperar a la defensiva los constantes ataques.

La infantería suiza, fieles a la confianza en sí mismos que les había hecho imbatibles en el continente, fueron los primeros en comenzar el ataque.

Pero el mal estado del terreno, la pendiente a subir, y el poder de fuego de los arcabuces españoles, destrozaron por completo la formación Suiza, y provocaron la huida del campo de batalla.

Las bajas aproximadas del ejército liderado por Vizconde de Lautrec se estiman en 3000 muertos. Las dirigidas por Colonna solo una, y según cuentan, es a causa de la coz de una mula. ¿Será la mula un infiltrado del ejército francés?

Gracias a la aplastante victoria, la opinión pública está popularizando el término de Bicoca como sinónimo de fácil, o poco esfuerzo.

La batalla de Bicoca ha sido una Bicoca.

Compártelo, que lo sepa todo el mundo
error: ¡Contenido protegido!