Darwin evoluciona y se casa con su prima Emma

Un paso necesario para evolucionar a su especie.

29 de enero de 1839

A pesar de las muchas dudas que tenía Charles Darwin a cerca de dar el paso decisivo de contraer matrimonio, la pareja por fin se ha dado el «sí, quiero» en una ceremonia de lo más sencilla posible.

Después de sus largos viajes dedicados a la investigación, a bordo de la fragata Beagle, en los que ha estudiado a cientos de especies, el científico Charles Darwin ha dado un giro por completo en su vida comprometiéndose con su prima Emma Wedgwood, a quien pidió su mano el pasado mes de noviembre.

La boda se ha celebrado en la finca Maer Hall, en una sencilla ceremonia anglicana adaptada al rito unitarista.

El matrimonio Darwin ha decidido no tener luna de miel en donde disfrutar de su reciente boda, ya que no quieren esperar más tiempo en planificar su vida juntos y poder evolucionar a su especie.

Matrimonio Charles Darwin
Los jóvenes Charles Darwin y Emma Wedgwood.

Por ahora, la pareja de recién casados tiene previsto mudarse a una modesta casa en Upper Gower Street, en Londres. Aunque no descartan en un futuro el poder comprar una vivienda con jardín, en el condado de Kent, donde sus futuros hijos puedan disfrutar al aire libre.

Tanto a Emma como a Charles, les encantan los niños y uno de sus deseos como familia, es la de tener tantos hijos como para formar un equipo de Hockey.

El matrimonio, esa gran duda

La decisión de casarse era complicada para el naturalista, y por ello, estuvo meditando los pros y contras del significado del matrimonio durante mucho tiempo.

Perder la libertad para ir a donde uno quiera, la responsabilidad que conlleva, tener que visitar a parientes, las riñas en pareja, son algunos de los puntos negativos que tiene el matrimonio, según Darwin.

Sin embargo, la idea de tener esposa e hijos con los que compartir momentos de vida han sido los suficientemente fuertes como para decantar la balanza en favor del sí.

¿Cómo se conocieron?

Al ser de la misma familia, la pareja de enamorados se conocen desde niños y siempre han mantenido una relación muy buena entre los primos, ya que de pequeño, Charles Darwin pasaba largas temporadas en casa de sus tíos.

No obstante, fue a su vuelta del viaje por el continente americano, cuando encontró el amor en su prima Emma y el refugio que tanto necesitaba el científico.

Compártelo, que lo sepa todo el mundo
error: ¡Contenido protegido!