Conoce los detalles de la boda de Simón Bolívar

boda simon bolivar
Son felices, aunque sus rostros demuestren lo contrario.

26 de mayo de 1802

En la Capilla de San José del Palacio del Duque de Frías, señalado miembro de la corte del Rey, se ha consumado la historia de amor de la joven María Teresa Josefa Antonia Joaquina Rodríguez del Toro Alayza, y Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Palacios y Blanco, (más conocidos como María Teresa y Simón Bolívar) a poco más de un mes de que este le propusiera formalmente matrimonio.

La joven novia, es una digna representante de la aristocracia madrileña, hija de Bernardo Rodríguez del Toro y Ascanio, quien es natural de Caracas, y de Benita de Alayza y Medrano, oriunda de Valladolid, España.

Para esta importante ocasión, Simón Bolívar no luce su traje militar, sino uno que le ha obsequiado el Marqués de Ustáriz. Por su parte, María Teresa luce un hermoso traje hecho por su tía María de los Dolores Alayza. Su padre ha manifestado que su hija es de estado honesto, o sea virgen.

Como dato curioso, los padrinos de la boda son familiares y amistades de la novia, ya que Simón no tiene a nadie que lo represente en la ceremonia.

Hasta ahora, los planes de los recién casados es disfrutar de su boda durante 20 días, para luego viajar a La Coruña y finalmente, partir hacia Caracas, la tierra natal de Bolívar.

Un amor de cuento de hadas

Esta historia de amor surge a raíz de la llegada de Simón Bolívar a Madrid desde Caracas hace apenas tres años, quien vino a completar sus estudios.

La pareja de enamorados se conocieron en la casa del Marqués Gerónimo de Ustáriz, a donde el joven Simón Bolívar acudía para instruirse. María Teresa desde el primer momento cautivó a Bolívar, y el joven no tardó en declararle su amor, y tras esperar a cumplir la mayoría de edad obtuvo la aprobación final del padre de ella.

Cuentan los allegados que es tal el amor que siente por ella, que la nombra como “una joya sin defectos, valiosa, sin cálculo».

Los abogados del joven le han puesto un valor a su prometida de 100.000 reales, ya que han tomado en consideración su distinguido nacimiento, su virginidad, sus cualidades personales y su disposición de abandonar España para acompañarlo a Venezuela.

Asimismo, la herencia del novio depende de que este tenga un matrimonio asentado, por lo que él en todo momento ha reportado con orgullo su noviazgo, al cual ha cedido una décima parte de su fortuna.

¡¡Felicidad y larga vida a los novios!!

¡ALERTA DE SPOILER! A continuación, asumes el riesgo de conocer cómo acabó la historia de amor entre Bolívar y Maria Teresa, si continúas leyendo será bajo tu propia responsabilidad.

Pocos meses después de su gran boda, María Teresa enfermó de «fiebres malignas» y falleció en Caracas a los 21 años de edad. Ocho meses de matrimonio y dos más de noviazgo, fue el tiempo que Simón Bolívar pudo disfrutar de su gran amor.

Compártelo, que lo sepa todo el mundo
error: ¡Contenido protegido!