Un monje budista se prende fuego delante de cientos de personas

quemarse a lo bonzo
Parece que no siente nada…

11 de junio de 1963

Nadie podía imaginar lo que estaban planeando los budistas de la región cuando su portavoz comunicó ayer que «algo importante iba a suceder». El monje Thich Quang Duc sorprendió a todos al prender fuego a su cuerpo, en un acto desesperado, para que el mandatario de Vietnam del Sur acabe con la persecución ejercida contra los budistas del país.

Intrigados y confundidos se quedaron los ciudadanos de la ciudad de Saigón al ver pasar por sus calles un vehículo de la marca Austin Westminster que lideraba a una comitiva formada por 350 personas. Nadie entendía que significaba esta procesión, pero las múltiples pancartas que portaban en contra del presidente de Ngo Dihn Diem, hacían sospechar algo.

Sin embargo, la intriga se tornó en asombro, cuando el vehículo realizó su parada en la intersección entre las calles Phan Dinh Phung y Le Van Duyet, cerca del edificio presidencial. Del auto se bajaron tres monjes budistas.

Uno de ellos era Thich Quang Duc, que con una increíble tranquilidad salió del vehículo y se sentó en una almohada colocada en el suelo por uno de sus acompañantes. Otro de los monjes abrió el maletero y de su interior sacó un bidón de gasolina que utilizó para rociar el cuerpo Quang Duc.

En posición de loto, y dispuesto a cumplir su cometido, encendió una cerilla y rápidamente se envolvió en llamas. Duc permaneció inmóvil y sin mostrar ningún síntoma de dolor, hasta que, tras varios minutos, su cuerpo calcinado cayó al suelo.

Los espectadores allí presentes no podían creer lo que sus ojos estaban contemplando, ya que se puede considerar que es la primera vez que una persona arde en público para ejercer una protesta.

De inmediato, un grupo de monjes envolvieron el cadáver con una túnica amarilla y lo trasladaron a una pagoda cercana.

Con esta escalofriante protesta se espera que en las próximas horas el presidente Diem realice algún tipo de declaración al respecto, dado que las imágenes capturas por el fotógrafo Malcolm Browne están recorriendo cada rincón del planeta.

¡ALERTA DE SPOILER! A continuación, asumes el riesgo de conocer si la protesta de Thich Quang Duc tuvo su efecto. Si continúas leyendo será bajo tu propia responsabilidad.

Pues la verdad es que sí. Las imágenes se volvieron tan virales, que el sacrificio de Duc desencadenó una serie de acontecimientos que acabarían en un golpe de estado, y con el asesinato del presidente Diem, a finales de ese mismo año.

Este suceso dará vida a la expresión «quemarse a lo bonzo».

Compártelo, que lo sepa todo el mundo
error: ¡Contenido protegido!