Un gran incendio está arrasando Roma

incendio roma
Se va a poner más caliente el asunto.

19 de julio del 64

Roma está en llamas. Lo que comenzó ayer día 18 a última hora de la tarde como un pequeño incendio en la zona del sudeste de la ciudad, se ha convertido en un auténtico infierno provocando el caos entre la población. En estos momentos las columnas de humo se pueden observar a varios kilómetros de distancia.

El origen del gran incendio, según los primeros reportes que llegan de la capital del Imperio, se inició a las nueve de la noche en una zona comercial del sudeste del Circo Máximo, un lugar donde se encuentran multitud de tiendas que venden mercancías inflamables.

Las autoridades señalan que se están haciendo todos los esfuerzos posibles por intentar sofocar las llamas, pero reconocen que, si sigue todo igual, el incendio puede estar activo alrededor de seis días, y en el mejor de los escenarios posibles, al menos 10 de los 14 distritos que componen la ciudad serán calcinados.

El líder romano, el emperador Nerón, se encuentra en su residencia Auntium, a unos 70 kilómetros de Roma, y tiene previsto acudir lo más rápido posible para hacer frente a este enorme desafío y coordinar la ayuda de sus ciudadanos.

¿Quién es el autor del incendio de Roma?

Aunque es pronto todavía para buscar a los culpables de este terrible suceso, hay varias líneas de investigación abiertas para determinar las causas del gran incendio que está arrasando Roma.

La primera de ellas es la causa accidental, sin ninguna motivación tras de ello, y que, simplemente, se ha debido a un error humano. Pero esta explicación no convence mucho a la población.

La segunda opción es la preferida para los detractores del emperador Nerón, ya que algunos culpan al mismísimo emperador de haber sido él quien ha ordenado el incendio, pues entre sus planes se encuentra la construcción de un increíble palacio con jardines y estanques en unos de los terrenos que pronto serán consumidos por el fuego.

Es tal la fama de loco, despiadado, extravagante y déspota que se ha ganado en los últimos años, que son muchos los que creen haberle visto encaramado al tejado de su palacio y tocando la cítara viendo como la ciudad arde.

La última línea de investigación es la preferida del emperador. Ya que Nerón tiene claro quiénes son los culpables de esta catástrofe, y no descansara hasta acabar con ellos.

Los autores, según la versión imperial, son una minoritaria orden religiosa residente en la ciudad que se hacen llamar los seguidores de Cristo o también son más conocidos como cristianos. Los motivos que han podido llevar a esta orden a realizar estos actos, o si realmente han sido ellos, se desconocen por ahora.

Sea quien sea el responsable de este gran incendio, quienes van a sufrir las consecuencias son, como siempre, los ciudadanos.

Compártelo, que lo sepa todo el mundo
error: ¡Contenido protegido!