Descubren en Piltdown al eslabón perdido

Hombre de Piltdown
En la imagen, Charles Dawson y sus compañeros se encuentran tramando algo. (DP)

18 de diciembre de 1912

El eslabón perdido ha sido descubierto en un pequeño pueblo de Inglaterra, concretamente, en Piltdown, Sussex. La comunidad científica inglesa se ha mostrado «encantada» con el hallazgo de un abogado y arqueólogo aficionado. Este increíble descubrimiento cumple con el deseo de los británicos de tener en sus tierras a su propio «hombre primitivo».

La presentación en la Sociedad Geológica de Londres de los fósiles encontrados por Charles Dawson ha causado una gran conmoción a la comunidad científica por la posibilidad de ser, el tan ansiado, «eslabón perdido» entre los simios y los seres humanos.

Dawson, arqueólogo aficionado, y Smith Woodward, paleontólogo del Museo Británico, han defendido su descubrimiento aportando una serie de fósiles que incluían una mandíbula simiesca, partes de un cráneo similar al de un humano, y un diente suelto.

Las investigaciones y las pruebas aportadas por Dawson encajan a la perfección con el esquema de la evolución humana propuesto por Darwin en su obra «El origen de las especies», consiguiendo una mayor credibilidad al hallazgo.

El origen del eslabón perdido

Los restos óseos fueron encontrados en 1908, en una cantera de grava situada en Piltdown. Los trabajadores informaron a Dawson, que no perdió el tiempo y se desplazó a la zona, donde continuó excavando hasta encontrar las piezas que ha presentado para refutar su teoría. Un duro trabajo que le ha llevado cuatro años de su vida, y que ha culminado en la presentación de hoy, siendo aclamado por la mayoría de los científicos británicos.

Sin embargo, no todas las personalidades de la ciencia están tan seguros de las pruebas aportadas por Dawson, y prefieren esperar a tener datos más reveladores para dar su opinión.

Eslabón perdido
Reconstrucción del ‘Eoanthropus dawsoni’, nombre en honor a su descubridor. (DP)

¡ALERTA DE SPOILER! A continuación, asumes el riesgo de conocer qué sucedió realmente con el eslabón perdido. Si continúas leyendo será bajo tu propia responsabilidad.

Todo fue un montaje orquestado por Charles Dawson. Durante cerca de 40 años el mundo estuvo engañado con el falso descubrimiento. La necesidad de los británicos de ser mejores que el resto de países, les llevaron a creer, sin ninguna duda, que los fósiles eran ciertos. En 1953 se destapó el fraude, pero Dawson ya había muerto para ser juzgado.

Compártelo, que lo sepa todo el mundo
error: ¡Contenido protegido!