Masacre en Wounded Knee

Masacre de Wounded Knee
Así es como quedó el campamento tras la matanza. (PD)

29 de diciembre de 1890

Los últimos días del año, en época navideña, son unas fechas muy especiales. Es el momento de dejar los rencores a un lado e intentar dar lo mejor de nosotros mismos, para aportar algo de paz y de felicidad al mundo.

Pero estos propósitos no han sido cumplidos en Wounded Knee.

El Séptimo Regimiento de Caballería ha provocado una terrible matanza en Dakota del Sur dejando un rastro de muerte a su paso de más de un centenar de indígenas Lakota Sioux, incluidos niños y ancianos.

El triste suceso tuvo lugar cerca del arroyo de Wounded Knee, en la reserva de Pine Ridge (Dakota del Sur), cuando soldados estadounidenses entraron en el campamento con la exigencia de requisar todas las armas en posesión de los indios Lakota.

Durante un forcejeo para desarmar a uno de los nativos, el sonido de un disparo originó que el Séptimo abriera fuego de manera indiscriminada contra todo lo que se moviera.

Sin embargo, los Sioux intentaron defenderse con las armas que les quedaban, pero nada pudieron hacer debido al poder de armamento de los soldados estadounidenses.

Ancianos, mujeres, niños e incluso bebes. Casi todo lo que alguna vez albergó vida, fue aniquilado.

Un pequeño grupo de supervivientes consiguió huir de la masacre, pero fueron alcanzados por la caballería, y acabaron con el mismo destino que el resto de su tribu.

Es pronto para saber los datos exactos, pero se calcula que por parte del los nativos americanos han muerto entre 150 y 300 hombres, mujeres, niños y ancianos. Por el bando de los militares, alrededor de 29 bajas y 35 heridos, aunque la mayoría por fuego amigo.

Fosas comunes Wounded Knee
Una vez finalizada la batalla, los cuerpos fueron sepultados en fosas comunes. (PD)

¿Una épica victoria?

El gobierno de los Estados Unidos, asombrado por la épica victoria conseguida por los suyos, quiere rendir tributo al Séptimo de Caballería con la mayor condecoración militar del país.

Un total de 20 Medallas de Honor serán entregadas a los militares más activos en el enfrentamiento, teniendo en cuenta factores como el número de muertos.

De esta manera, los soldados que más nativos hayan matado recibirán la tan preciada insignia para recordar el resto de sus vidas lo que sucedió en Wounded Knee.

Compártelo, que lo sepa todo el mundo
error: ¡Contenido protegido!