Un joven le vuelve a crecer la pierna que le fue amputada

milagro de calanda
Si puede hacer crecer una pierna, ¿puede hacer lo mismo con el pelo?

29 de marzo de 1640

Si te amputan una pierna, lo normal es que no te vuelva a crecer más, ¿verdad? Pues ahora le preguntas al joven Miguel Juan Pellicer, de 23 años, como es posible que le haya crecido una nueva pierna mientras dormía.

El joven con regeneración de miembros corporales, perdió la pierna hace cuatro años cuando cayó de un carro tirado por dos mulas, sobre una de las cuales cabalgaba, con tan mala suerte, que una de las ruedas le aplastó la pierna derecha.

Después de estar ingresado cinco días en el Hospital, la única solución que los médicos contemplaron fue la amputación de la pierna por debajo de la rodilla.

Después de su accidente, Miguel no volvió a ser el mismo que era antes, y su vida comenzó a ir a peor. Tras un periodo de adaptación con su nueva pierna de madera, el joven Miguel se pasó los días mendigando cerca del templo de Nuestra Señora del Pilar, en Zaragoza.

En esas largas jornadas pidiendo limosna, y rezando porque le fueran mejor las cosas, utilizaba el aceite de las lámparas que ardían ante la Virgen del Pilar, para masajear su muñón, y así aliviar el constante dolor que padecía.

La vida seguía sin marcharle muy bien al pobre Miguel, y decidió volver a Calanda, a casa de sus padres.

Su familia encantada con su regreso, le improvisaron una cama al lado del lecho conyugal, ya que en esos momentos su dormitorio estaba ocupada por un soldado en acogida.

El milagro de Calanda

Ya por la noche, entre las 10 y las 11 horas, sus padres entraron en su habitación «a luz de candil», donde Miguel llevaba ya un rato descansando. Sin embargo, una extraña fragancia alertó a sus familiares de que algo raro estaba sucediendo.

Cuando su madre observó como su hijo dormía placidamente, se quedó sin palabras al ver como le había crecido una nueva pierna por arte de magia. ¿O es un milagro?

La historia es realmente sorprendente, y para asegurarse de que quede registrada, y no les tomen como mentirosos, se han puesto en contacto con el notario D. Miguel Andreu, para que acuda a Calanda a levantar el acta notarial, dando fe de «tan impresionante hecho».

La noticia se está extendiendo a tanta velocidad, que toda la muchedumbre lo conoce como el «Milagro de Calanda», y la responsable de este milagro es: la Virgen del Pilar. O eso dicen.

Pero esto no se queda solo aquí. Explora y descubre Rehistoria para conocer la historia de una manera diferente. ¿A qué estás esperando? Dale.

Compártelo, que lo sepa todo el mundo
error: ¡Contenido protegido!