Colonos disfrazados arrojan al mar 45 toneladas de té

motin del te
Multitud de personas despidiendo a un té que nunca volverá

16 de diciembre de 1773

Boston está sufriendo estos días momentos de una gran tensión. Un grupo de colonos disfrazados de mohawks han asaltado los barcos británicos atracados en el puerto, para lanzar por la borda el cargamento de té que transportaban para su posterior venta.

Coincidiendo con la celebración en Boston de una de las asambleas más multitudinarias de las Trece Colonias, unos asaltantes han provocado un enorme confusión al asaltar los tres barcos de Gran Bretaña parados en el puerto.

Vestidos de indios mohawks, los rebeldes amenazaron a la tripulación, y arrojaron al mar toda la mercancía de té que contenían en su interior, sin causar daño alguno.

Algunas personas presentes en los actos han nombrado los hechos como «el motín del té«.

La rebelión de los colonos

Los colonos norteamericanos llevan largo tiempo protagonizando movimientos en contra de los impuestos exigidos por la corona británica, que los catalogan como «abusivos», y todo apunta a que este incidente puede ser uno de estos movimientos.

La guerra contra Francia ha supuesto un importante desgaste económico para los ingleses, y sus políticas para recuperar las perdidas han sido con la creación de nuevos impuestos.

Pero en este incidente, que ha acabado con alrededor de 45 toneladas de té en el mar, no ha sido por nuevos impuestos. El trato de favor permitido por el gobierno imperial a la Compañía Británica de las Indias Orientales, puede ser el motivo del hartazgo de los colonos americanos.

La ley promulgada en mayo por el Parlamento del Reino de Gran Bretaña, concedía la extinción del arancel para la venta de té, y otros suministros. De este modo, la Compañía ha dejado de abonar el impuesto británico -mucho más caro- y solo debe pagar el tributo colono.

Con esta maniobra por parte de los británicos, la Compañía de las Indias Orientales se encuentra cada vez más cerca de hacerse con el monopolio de la venta de estos productos.

El ambiente en las Trece Colonias está cada vez más enfurecido contra la corona británica, y quién sabe si este incidente menor, puede llegar a ser clave en futuras acciones por parte de los colonos.

Compártelo, que lo sepa todo el mundo
error: ¡Contenido protegido!