Ana Bolena es ejecutada en el patíbulo acusada de adulterio por su marido

Enrique viii y ana bolena
Cuando menos te lo esperes te corto la cabeza.

19 de mayo de 1536

La reina de Inglaterra, y quien fuera dama de honor de Catalina de Aragón, Ana Bolena, ha sido ejecutada en el cadalso dispuesto ante la capilla en el interior de la Torre de Londres, acusada de adulterio por su propio marido, el rey Enrique VIII.

La condena se ha producido tras un juicio más que discutible, ya que la reina ha sido juzgada y unánimemente condenada, por una corte de pares de la que, de manera desafortunada, formaba parte su propio padre, sir Thomas Boleyn.

Algunos de sus amigos y cercanos, quienes no quieren ser identificados en este reporte, afirman que este juicio ha sido promovido probablemente por sus enemigos en el palacio y auspiciado por el rey.

La hasta hoy reina de Inglaterra, Ana Bolena, quien apenas rondaba los 30 años de edad, ha sido decapitada con un golpe de espada realizado por un verdugo especializado, a quien el rey hizo venir expresamente desde Francia, para proporcionar a la reina una muerte indolora.

Enterrada como una plebeya

El día de hoy, sus restos mortales han sido envueltos y enterrados en una tumba común en la capilla de San Pedro ad Vincula, cabe señalar, que no se le ha otorgado un funeral solemne, acorde con su rango y sus orígenes aristocráticos.

Una fuente anónima nos ha hecho llegar un poema, el cual, según él, fue escrito de puño y letra por la reina durante su cautiverio: «¡Adiós, adiós, mis placeres del pasado! ¡Bienvenido mi dolor presente! Siento que mi tormento ha crecido tanto que la vida no puede seguir».

Logramos obtener algunas declaraciones del alguacil de la Torre, Sir William Kingston, quien algo nervioso nos comenta sobre algunas conversaciones que tuvo con Ana Bolena: «He visto a muchos hombres y mujeres ejecutados, y todos han sentido un profundo dolor, pero hasta donde yo sé, esta dama siente alegría y placer ante la muerte».

Sir William declara que, frente a él, Ana Bolena juró esta tarde en el santo sacramento que era inocente de todos los cargos de los que la habían juzgado.

¿En realidad es culpable la reina Ana Bolena?

Todo apunta en su contra, sin embargo, cuentan los asistentes que en su juicio Ana Bolena ha hablado tan elocuentemente que la gente ya comienza a murmurar que todo ha sido un invento para librarse de ella, ya que su esposo, Enrique VIII, quien hace poco tiempo arriesgó guerras y hasta rompió con la Iglesia católica en Roma para ganar su mano, ahora es su enemigo.

Fuentes allegadas al Rey comentan que ya corteja, a quien aspira sea su siguiente esposa, y madre de su esperado heredero, Jane Seymour. El rey no pierde el tiempo.

Lo cierto es que, a tan solo tres años de haber sido coronada en este mismo recinto, la reina fue encarcelada hace 17 días en las dependencias de la torre, -según se rumora a baja voz-, víctima de una conspiración en la que ha participado su propio esposo.

Compártelo, que lo sepa todo el mundo
error: ¡Contenido protegido!