Pánico a causa del crash bancario

panico de 1837
En las crisis siempre alguien se beneficia. ¿Quién será el afortunado?

10 de mayo de 1837

«La fiebre especulativa de los últimos años va a traer consecuencias negativas para la población». Con estas palabras se adelantaban a pronosticar algunos visionarios lo que podría suceder en un futuro si se mantenía el mismo camino.

Pues ese día ha llegado. Los bancos de Nueva York han tomado la decisión de suspender los pagos en especie (monedas de oro y plata) causando una ola de pánico, que provocará un empobrecimiento de la población.

Según los expertos, esta decisión traerá consecuencias negativas en el sistema financiero nacional, e incluso tendrá repercusiones a nivel internacional, ya que desembocará en la posible quiebra de los bancos, en una profunda crisis económica a nivel social, y generará unas enormes tasas de desempleo, que tardará años en recuperarse.

Los estadounidenses atribuyen la causa del pánico a los conflictos políticos. Por un lado, los demócratas culpan a los banqueros de este desastre financiero. Por el otro bando, los seguidores del Partido Whig de los Estados Unidos culpan al anterior presidente del país, Andrew Jackson, de negarse a renovar los estatutos del Banco de Estados Unidos, y la retirada de fondos gubernamentales.

Por unas cosas u otras, los políticos nunca tienen la culpa. ¿Cambiarán algún día?

Compártelo, que lo sepa todo el mundo
error: ¡Contenido protegido!