Amundsen se convierte en la primera persona en llegar al Polo Sur

Antartida
En algún lugar de la Antártida…

14 de diciembre de 1911

El explorador noruego, Roald Amundsen, se ha convertido en la primera persona en llegar al Polo Sur, después de una agónica travesía por las tierras gélidas del extremo más austral del planeta.

Tras sufrir varios retrasos por culpa de las condiciones metereológicas, la expedición de Amundsen, puso rumbo al Polo Sur desde la base instalada por su equipo en la Bahía de las Ballenas.

El largo viaje que les esperaba, dio comienzo el pasado 20 de octubre. Amundsen y su grupo, tenían por delante un exigente camino de 1300 kilómetros por terrenos desconocidos, y con las condiciones más extremas para llegar el primero al Polo Sur.

Amundsen Polo Sur
Amundsen posando orgulloso con su nuevo abrigo de pieles (PD)

En otra parte de la Antártida, el explorador y oficial de la Marina Británica, Robert Falcon Scott, emprendía, con unos días de retraso con respecto a sus rivales, la expedición para ganar la carrera por conquistar el Polo Sur.

Sin embargo, el claro vencedor de esta competición ha sido el experimentado, Roald Amundsen, conocido como «el último vikingo», que después de 54 días de duro trayecto ha instalado hoy su campamento en el polo Sur geográfico, consiguiendo el título de ser la primera persona en pisar el polo.

Todo esto no hubiera sido posible sin la ayuda de sus compañeros humanos y animales, que en todo momento aportaron su compromiso, experiencia y esfuerzo para conseguir tal hazaña.

Sus grandes aliados

Pero quizás el factor clave que desequilibró la balanza en favor del «vikingo» -a pesar de su buena organización de recursos o tomar mejores decisiones- fue la de llevar con su equipo a perros de trineo procedentes de Groenlandia.

Estos, incluso, han contribuido hasta con su propia carne, pues los perros que se iban quedando atrás en el viaje, servían de alimento para la expedición, y los propios canes. Nada se podía desperdiciar para alcanzar el objetivo.

Perros de Amundsen
Dos perros que acompañaron a la expedición (PD)

En estos instantes, Amundsen y su equipo se encuentran en la base instalada en el polo sur, que han bautizado como Polheim, preparando el regreso a la civilización, en duro viaje de retorno, que les llevará de nuevo a recorrer los parajes más inhóspitos del planeta.

Antes de marchar, el grupo de héroes tiene previsto dejar una de las tiendas del campamento con suministros y una carta dirigida al rey Haakon, y otra para dar la «bienvenida» a la llegada de Scott.

¿Qué pasará con Scott?

Las últimas informaciones procedentes del viaje de Scott son escasas, pero certifican la dureza del recorrido que está atravesando la expedición. Se estima que todavía les queden 34 jornadas de marcha hasta llegar al Polo Sur.

El temido regreso a casa será más duro para Scott y su equipo, ya que cuando descubran que los noruegos han sido los primeros en llegar, la moral de sus hombres, seguro, se verá afectada.

Compártelo, que lo sepa todo el mundo
error: ¡Contenido protegido!