Robert Scott, el segundo hombre en llegar al Polo Sur

Scott llega a el Polo Sur
Cuando te esfuerzas y no consigues lo que quieres. (DP)

17 de enero de 1912

Cinco semanas es lo que ha separado a Robert Falcon Scott y su expedición de alcanzar la gloria y proclamarse como el primer hombre en pisar el Polo Sur, pero en su camino se cruzó un hombre al que apodan «el último vikingo».

El explorador británico junto con su expedición, llamada Terra Nova, han pisado por fin el Polo Sur, después de una dura travesía por las tierras heladas del Antártico, donde lo único que les mantenía con fuerza era la idea de convertirse en los primeros en poder ondear la bandera británica en la zona más austral del planeta.

Sin embargo, todas sus esperanzas se desvanecieron al observar en la lejanía el estandarte noruego que solo podía significar una cosa: su competidor, el «vikingo» Roald Amundsen, había llegado primero.

«Lo peor ha sucedido, todos los sueños se han evaporado», estas palabras de Scott reflejan la angustia de la expedición al encontrarse en aquel solitario lugar, en los confines del mundo, para descubrir que eran los segundo en esta gélida competición.

Tras el largo viaje recorrido, el equipo de Scott va a aprovechar la base que dejó instalado Amundsen hace 34 días, donde tienen previsto preparar la vuelta a casa. Un viaje de retorno de 1300 km que será aún más complicado, ya que la moral de la expedición se encuentra en niveles muy bajos, igual que sus fuerzas y provisiones.

¡ALERTA DE SPOILER! A continuación, asumes el riesgo de conocer qué sucedió con Robert Falcon Scott. Si continúas leyendo será bajo tu propia responsabilidad.

En los parajes más fríos y desolados del planeta, Scott y sus hombres hallaron la muerte en el viaje de vuelta.

Las malas decisiones tomadas desde el inicio de la expedición, y la peor suerte, condenaron a este grupo de valientes que no pudieron regresar a sus hogares a contar a sus seres queridos como de bello y aterrador, es el polo Sur.

Scott llega a el Polo Sur
Recorridos de los dos participantes.

Los ingleses intentaron desprestigiar la victoria de los noruegos, y convertir la trágica epopeya de Scott en una gesta mayor que la del propio Amundsen.

Compártelo, que lo sepa todo el mundo
error: ¡Contenido protegido!