Encuentran unas ruinas abandonadas en Copán

ruinas de Copán
Hola, ¿hay alguien ahí?

8 de marzo de 1576

Desde que partieran las primeras expediciones al nuevo mundo, cada vez son más las personas que con las noticias que llegan de la nueva tierra desean partir en busca de aventuras y riquezas.

Ya no es suficiente el reclamo de gloria en el viejo continente. Las guerras por la expansión del imperio español en Europa han pasado a un segundo plano.

Las informaciones que llegan del nuevo continente contienen todos los elementos suficientes para ser un auténtico reclamo para abandonar todo y embarcarse en la aventura de sus vidas.

Y es que las noticia son apasionantes. Los paisajes impensables, culturas diferentes, lugares por explorar, increíbles arquitecturas, y por supuesto, riquezas, son suficientes motivos para emprender una nueva vida.

Pero no todo son buenas noticias. Los conquistadores están presenciando cosas que nunca antes habían visto: los sacrificios humanos y el canibalismo.

Sin embargo, el conjunto de todas estas cosas, tanto buenas como malas, convierten al nuevo mundo en un lugar especial, y como muestra de ello la última carta del explorador Diego García de Palacio al rey Felipe II, en el que relata el descubrimiento de unas ruinas en la provincia de Honduras, en una zona que se llama Copán.

Las ruinas de Copán

«Vestigios de gran población y de soberbios edificios tales que parece que en ningún tiempo pudo haber en tan bárbaro ingenio como tienen los naturales de aquella provincia, edificios de tanto arte y suntuosidad, es ribera de un hermoso río y en unos campos bien situados de tierra de un mediano temple, harta de fertilidad y de mucha caza y pesca», con estas palabras relata asombrado Diego García de Palacio el descubrimiento.

La misiva al rey Felipe II continúa explicando que «en dichas ruinas hay montes que parecen haber sido hechos a mano y en ellas muchas cosas de notar. Antes de llegar a ellos se encuentra una piedra grandísima en figura de águila y hecho en su pecho un cuadro de una vara de largo y en él, ciertas letras que no se sabe que sean».

Las ruinas de Copán parece que llevan siglos abandonadas, y por ahora se desconoce el motivo que causó la decadencia de sus habitantes.

¡Acaba de una vez con los que van de listos! Con estos libros nadie te podrá dar lecciones de historia. Descúbrelos aquí.

Compártelo, que lo sepa todo el mundo
error: ¡Contenido protegido!