El rey Enrique VIII se casa por sexta vez

nube corazon
La sexta boda ¡Que el amor no pare!

12 de julio de 1543 

El rey Enrique VIII y Catalina Parr son todo unos expertos en lo que matrimonios se refiere. Para el incansable monarca inglés, esta es su sexta boda real, y Catalina, por su parte, lleva en su histórico, un total de tres matrimonios.

La diferencia de edad de más de 20 años que Enrique adelanta a Catalina no ha sido un impedimento para que la pareja se haya dado por fin el ‘sí, quiero’ en una modesta celebración que ha tenido lugar a las afueras de Londres.

El sitio elegido para celebrar la tan ansiada ceremonia ha sido el palacio de Hampton Court, actual residencia del monarca. Este palacio forma parte de un complejo que cuenta con todo lujo de detalles, desde una enorme área de ocio, un teatro, grandiosos salones y multitud de estancias para el disfrute de los invitados. Seguro que no van a tener tiempo para aburrirse.

Enrique VIII
Contraer matrimonio y cortar cabezas son dos de sus pasiones.

El enlace, dirigido por el obispo de Winchester, no ha contado con grandes lujos, ni una multitud de invitados -quizás el sexto matrimonio ya no es tan especial- pero ha tenido lo suficiente para ser digna de una boda real.

Familiares cercanos, como las hijas de Enrique, y distinguidas personalidades de la sociedad británica han sido los acompañantes de los recién casados en este día tan especial en sus vidas.

Tras la boda, la nueva reina de Inglaterra y primera reina consorte de Irlanda, tiene previsto trasladar su residencia habitual a los apartamentos exclusivos que pertenecen a su majestad dentro del palacio.

Solo esperar por el bien de Catalina que sean felices y duren muchos años, pues Enrique tiene una extraña obsesión con cortar cabezas, ya que dos de sus anteriores esposas fueron decapitadas por órdenes del Rey. Suerte Catalina, eres una valiente.

Compártelo, que lo sepa todo el mundo
error: ¡Contenido protegido!