Estados Unidos y la Unión Soviética crean su primera línea caliente

telefono rojo
Antes de pulsar el botón rojo, es mejor utilizar el teléfono rojo.

20 de junio de 1963

Las dos naciones enemigas son cada vez más amigas. Ambas potencias han firmado hoy, en un encuentro diplomático realizado en la sede de Naciones Unidas en Ginebra, un “Memorándum de Entendimiento para el Establecimiento de una Línea Directa de Comunicaciones”, que establece la creación de un «teléfono rojo» que servirá para una comunicación más directa y fluida entre ellos, en caso de urgencia. Eso quiere decir que lo van a utilizar unas cuantas veces.

Y es que debido a la crisis de los misiles de Cuba del año pasado, el mundo estuvo muy cerca de reventar, -seguro que no será la última vez- y por ello, como último recurso, y así evitar un posible desastre nuclear, se ha decidido crear esta línea caliente que conectará de manera directa a los presidentes de Estados Unidos y la Unión Soviética.

En el último desencuentro entre los dos gigantes, los mensajes diplomáticos tardaron tanto en llegar de un país a otro, que cuando el actual presidente soviético, Nikita Khrushchev, recibió una contestación por parte de los norteamericanos, desde Moscú habían vuelto a mandar otro mensaje, pero esta vez, con condiciones más duras que el anterior.

A estos retrasos había que añadirle el complejo proceso de traducción de los mensajes entre los dos líderes, pues el mensaje llegaba cifrado, había que descifrarlo y luego traducirlo del ruso al inglés. Y viceversa. El pentágono tardó más de 12 horas en descifrar el mensaje de los soviéticos.

El «teléfono rojo» (aunque ni es un teléfono, ni es rojo) en realidad es un teletipo escrito y totalmente cifrado que estará unido mediante cable por el fondo del Atlántico, recorriendo las ciudades de Londres, Copenhague, Estocolmo y Helsinki, hasta conseguir unir las capitales de Washington y Moscú.

Toda una muestra de la última tecnología en telecomunicaciones, que será muy difícil de superar en el futuro…

Compártelo, que lo sepa todo el mundo
error: ¡Contenido protegido!